Esto pasaba en 1991 (parte 1)

por jramon referencia de Micro manía

Posteado el 07-07-2015 15:00:00

Esto pasaba en 1991 (parte 1)

En este año el inimitable Schwarzenegger llegaba de nuevo a nuestras pantallas pero lo hacía en formato videojuego

 

Para los más nostalgicos, esto pasaba en el mundo de los videojuegos por el año 1991

Terminator 2

A Comienzos del siglo XXI tuvo lugar una dramática revolución que cambió drásticamente la vida del hombre sobre la tierra. Las máquinas, que siempre habían estado al servicio de los humanos adquirieron el poder suficiente como para tomar el control del planeta y esclavizar a los que habían sido sus amos durante décadas.

En el juego dos terminators procedentes del futuro van a encontrarse frente a frente con objetivos muy distintos. T1000, enviado por las máquinas, no descansará hasta destruir al pequeño John mientras que T800, reprogramado por la resistencia a partir del Terminator original, se encargará de protegerle.

Ambos son externamente humanos pero internamente mecánicos, ambos son resistentes y perfectos, pero solamente uno puede salir victorioso.

La aventura de estos dos colosos se desarrollaba a través de nueve fases, pero no todas ellas estaban presentes en los diferentes modelos de ordenador. La versión Amiga contenía solamente ocho fases ya que carecía de una cuarta fase que al parecer sí estaba presente en la versión para C64, mientras que en Spectrum y Amstrad el número de fases se reducía a siete. En algunas versiones el Terminator que manejavamos no se llamaba T800 sino T101.

Primera fase

Es el primer enfrentamiento entre T800 y T1000, y en él debiamos vencer temporalmente a nuestro enemigo para conseguir así unos minutos que permitan a John escapar de las garras del diabólico Terminator.

La acción transcurre en una sola pantalla en la que los dos colosos se encuentran inicialmente en sus laterales. Cada uno dispone de un indicador de energía en la parte inferior de la pantalla y solamente podremos pasar al siguiente nivel cuando, tras atacar a nuestro enemigo un buen número de veces, agotemos completamente su energía. Para ello contamos con una pistola cargada únicamente con seis balas y la eficaz ayuda de nuestras piernas y puños. Cuando las dos máquinas se encuentran a cierta distancia la pulsación del botón de disparo produce el lanzamiento automático de una bala, mientras que cuando la munición se haya agotado o ambos luchadores se encuentren muy cerca se optará por lucha cuerco a cuerpo.

En esta última faceta T800 dispone de diferentes movimientos para atacar a su enemigo combinando el botón de disparo con las diversas teclas de dirección. Mientras que un disparo de la pistola basta para abatir a T1000, para conseguir el mismo efecto son necesarios varios golpes. Nuestro enemigo dispone de una pistola dotada de munición inagotable que no dudará en utilizar si estamos a tiro. También es capaz de agacharse ante nuestros disparos y golpearnos cuando T800 se encuentre lo suficientemente cerca.

Segunda fase

T800 conduce en esta ocasión una potente motocicleta Harley Davidson, en cuyo asiento trasero se encuentra el pequeño John, a través de una peligrosa carretera en obras mientras T1000 les persigue a bordo de un bulldozer.

De nuevo haydos marcadores en la prte inferior de la pantalla. El izquierdo corresponde a T800, que comenzará este nivel con la que finalizó el anterior, mientras que el derecho corresponde a John.

El choque contra las rocas y los neumáticos desperdigados por la carretera hace disminuir la energía de T800, pero si el bulldozer alcanza la motocicleta por detrás será John el que sufra las consecuencias. Nuestra misión fundamental consiste por tanto en evitar los peligros del camino.

Los charcos de agua no quitan energía a T800 pero le hacen perder momentáneamente celocidad, lo que puede provocar que el Terminator enemigo alcance la parte trasera de la moto y hiera al pequeño John. Por suerte podemos utilizar rampas que nos permiten ganar velocidad y pasar por encima de los obstáculos, así como recoger diversas burbujas que proporcionan tanto puntos extra como un incremento de la energía de cualquiera de los dos personajes. Ninguno de los dos indicadores de energía debellegar a cero, pues la muerte de cualquiera de ellos supone el final de la aventura.

Si conseguimos sobrevivir durante la peligrosa travesía podremos observar dos flechas que indican que debemos apartarnos del centro de la carretera. Siguiendo cualquiera de ellas conseguiremos pasar bajo los arcos de un puente que cruza el camino, pero la gran anchura del bulldozer le obligará a estrellarse contra los pilares poniendo punto final a la persecución.

Tercera fase 

Para relajarnos del fuerte componente arcade de las fases anteriores este tercer nivel nos propone una interesante prueba de inteligencia. Bajo un límite de tiempo de 99 segundos nuestra misión consiste en recomponer uno de los brazos de T800, dañado durante sus anteriores aventuras. Existe un modelo que debemos intentar imitar desplazando las piezas de forma cuadrada que forman una imagen de 4x4.

Para ello podemos mover un cursor sobre cualquiera de las 16 casillas y, una vez sobre la casilla deseada, pulsar fuego en combinación de una tecla de dirección para intercambiar la casilla situada en la dirección apuntada. Las casillas colocadas correctamente se ponen de color más claro, y cada vez que una hilera horizontal de cuatro casillas se encuentre bien colocada el dedo de T800 correspondiente a dicha hilera comenzará a moverse.

Este nivel puede finalizar al completar totalmente el puzzle o agotarse el tiempo. En ese momento se realiza el recuento de las casillas correctas y se obtiene una bonificación dee puntos y energía en función del porcentaje del puzzle resuelto.

Esto significa dos cosas. Primera, que por muy mal que quede el puzzle siempre pasaremos al siguiente nivel. Segunda, que aunque el puzzle no esté completamente terminado un buen número de casillas correctas puede proporcionarnos una importante recuperación física con la que poder afrontar otros niveles con garantías de éxito.

Cuarta y quinta fase

La cuarta fase tiene un desarrollo idéntico a la primera, y en ella debemos luchas nuevamente contra T1000 para dar tiempo a John y Sarah para tomar el ascensor que conduce al aparcamiento. Por su parte, la quinta es muy similar a la tercera, aunque en esta ocación no debemos recomponer el brazo de T800 sino parte de su rostro. Disponemos de un modelo para formar la imagen correcta, pero en esta ocasión el movimiento se realiza desplazando una casilla vacía sobre una cuadrícula de 4x4.

Sexta fase

T800 debe escapar de los laboratorios Cyberdyne, protegidos por la policía. Controlamos a nuestro valiente Terminator, el cual se desplaza automáticamente hacia la derecha, de forma que sólo tenemos control sobre el arma que maneja. Dicho arma, dotado de munición ilimitada, puede ser orientadaen tres direcciones para alcanzar de ese modo a los policias situados sobre el camino, tras los muros o agachados en el suelo.

Es preciso alcanzar tres veces a un enemigo para destruirlo totalmente, y los indicadores de la parte inferior señalan la energía de T800 y el porcentaje de policías eliminados. Al alcanzar la salida del laboratorio T800 entra en el camión que trajo a todos los policías y lo pone en marcha.

Séptima fase

T800, Sarah y John se encuentran en el camión de la policía atravesando una de las calles m´s concurridas de la ciudad.

El Terminator enemigo les persigue a bordo de un helicóptero y comienza a dispararles. Como ocurría en la segunda fase, dos son los marcadores que debemos vigilar. A la izquierda, como siempre, se encuentra la energía que le queda a T800 tras las dos fases anteriores mientras que a la derecha se encuentra el gráfico que representa la energía de Sarah.

La valerosa mujer se encuentra en la parte trasera del camión utilizando un punto de mira para disparar contra el sofisticado helicóptero, pero a su vez los impactos que proceden de éste pueden herirla.

Para evitarlo, T800 debe mantener el camión en constante movimiento evitando a su vez los numerosos coches que circulan por la carretera, pues cualquier choque producirá una importante pérdida de su propia energía.

Por suerte, si Sarah alcanza al helicóptero éste dejará de disparar durante algunos segundos. La aventura finaliza si cualquiera de los dos marcadores de energía se agota por completo.

Tras un largo trecho esquivando coches y evitando los disparos del helicóptero, nuestros amigos pasan bajo un paso elevado de la carretera y contemplan con alivio que el helicóptero pilotado por T1000 se estrella contra él.

 

Octava fase 

Es un nuevo combate similar al de las fases primera y cuarta, pero en esta ocasión la pelea es a vida o muerte. T1000 ha perdido la capacidad de autogenerarse tras sumergirse en nitrógeno líquido, y ahora cualquier daño que se le cause será permanente.

Enfrentadas en una lucha definitiva, las dos máquinas, fruto de la más avanzada tecnología del futuro, miden sus fuerzas en una batalla que marcará sin duda alguna una garantía de esperanza para la humanidad.

En resumen...

Ocean se convirtió en dueña absoluta del monopolio de las licencias cinematográficas. En un mundo en el que se funcionaba a golpe de talonario, solamente las compañías poderosas podian hacer el fuerte desembolso inicial que luego se multiplicaría en beneficios. Teniamos que agradecer a la compañía inglesa que, en sus númerosos títulos basados en películas de éxito, haya dotado a sus creaciones de una gran calidad (en ocasiones extraordinaría) en lugar de colocar productos mediocres amparados en un nombre famoso. 'Terminator II' es, sin duda, un muy buen programa, pero debemos reconocer que no llegaba a la altura de ejemplos tan cercanos a el como 'Total recall', 'Robocop 2' o 'Batman, the movie'. Sobre juegos multicarga similares, este programa incorporaba elementos ya conocidos como alternar fases de arcade y estrategia, y destacaba por la brevedad y sencillez de sus diversos niveles. Setrataba en efecto de un juego bastante fácil, al menos para lo que estabamos acostumbrados por aquí, y que podía completarse en poco tiempo lo que garantizaba una fuerte adicción. No havía complejos mapeados en los que tan fácil resultaba perderse, ni siquiera objetos que recoger y utilizar. La realización práctica, sobre todo en lo referente a la calidad y realismo de los movimientos, era irreprochable, pero havía una atmósfera general de gran simplicidad, de no haber sabido sacar más partido a una buena ocasión y de mostrar una cierta crisis de ideas.

Plataformas: Spectrum, Amstrad, Commodore, Atari st, Amiga, pc


Deja un comentario:


(usuario sin registrar)

(usuario sin registrar) 14-12-2015 09:27:36

yo lo tenia en Spectrum y aún me acuerdo de este número de la micromania
(usuario sin registrar)

(usuario sin registrar) 12-09-2015 18:02:08

que tiempos aquellos......